Macgyver47

Alitas de pollo

Voy a explicar dos recetas, una rápida y fácil y la otra más elaborada pero tampoco muy complicada.

1º Alitas de pollo fritas:

Se quitan las plumas, se aconseja luego quemarlas un poco con un soplete de cocina o mechero para quitar los pelillos o plumas que no salieron, se lavan y se secan.

Se enciende la freidora o aceite en sartén a tope. Cuando esté caliente se cogen las alitas, se rebozan en harina (un truco es meterlas en un tapper con harina y agitarlas); yo prefiero en harina de freir pescado porque creo que quedan mejor, pero la normal vale. Se echan al aceite y cuando estén bien doradas, se retiran en un plato con un par de papeles de cocina para que recojan el aceite sobrante. Se echa sal a gusto y a comer.

2º Alitas de pollo troceadas al vino:

Se hace lo mismo que la receta anterior solo que las troceamos en tres antes de enharinarlas (se cortan por donde doblan). Y en lugar de tenerlas mucho tiempo en el aceite, se sacan antes de que estén echas del todo.

Mientras se frien, en una sartén grande se sobríe 2 o 3 dientes de ajo, con un poco de aceite, una hoja de laurel, perejil y tomillo. Cuando los ajos estén dorados se echa medio vaso de vino blanco y un buen chorro de vinagre y cuando hierva se añaden las alitas, se remueven un poco.

Manteniendo el fuego medio, ya solo queda removerlas de vez en cuando hasta que se consuma el líquido y en tal caso añadir otro medio vaso de vino y otro chorro de vinagre si nos gustan más fuertes. Si son muchas y no entran en la sartén se pueden ir alternano o añadir más vino y vinagre durante el proceso. En unos 15 minutos como mucho ya se habrá consumido el líquido y estarán listas para comer.

Aconsejo dejarlas reposar en una fuente tapada unos 5 minutos.